Los tres únicos nutrientes que frenan el envejecimiento

Incluirlos de forma habitual en una dieta equilibrada te ayudará a mantener activo el cerebro y alargará la vida de tus células.

Bodegón que incluye nutrientes que frenan el envejecimiento.

Te digan lo que te digan, y aunque cada día surja un nuevo super alimento que prometa la juventud eterna, solo necesitas tres nutrientes para que tu cuerpo sea agradecido y envejezca de un modo más lento. Aquí los tienes:

Omega-3. Es lo que necesita el cerebro para mantenerse ágil. Si empiezas a notar que pierdes la memoria, pon en tu dieta alimentos ricos en ácidos omega-3 de cadena larga (presente en pescados, mariscos y algas). Los niveles bajos de ese nutriente se asocian con un mayor riesgo de demencia, deterioro intelectual y depresión. Se recomienda tomar pescado dos veces por semana (salmón salvaje, sardinas, boquerones, caballa…), pues el consumo de esta cantidad asegura la dosis de omega-3 de cadena larga que el cuerpo necesita.

Fibra. Es lo que el cuerpo te pide para ser regular y funcionar como un reloj. Una dieta rica en fibra estimula los movimientos intestinales y ayuda a eliminar desechos y toxinas. Todo esto se refleja en la piel, en el ánimo, en el peso y en la energía. Es un nutriente que conviene consumir a cualquier edad, pero las mujeres que están cerca de la menopausia deben incluirlo de modo definitivo en su dieta. Se debe consumir siempre pan, pasta, arroz y cereales integrales (con al menos 3 gramos de fibra por ración).

Los niveles bajos de omega-3 se asocian con un mayor riesgo de demencia

También es aconsejable tomar legumbres dos veces por semana y un mínimo de cinco raciones de frutas y verduras al día.

Vitamina B12. Con los años perdemos la capacidad de absorber la vitamina B12, las consecuencias se notan en la falta de energía y de tono vital. La vitamina B12 está presente solo en alimentos de origen animal (carnes, pescados, lácteos, huevos) y es esencial para el buen funcionamiento del sistema nervioso y el cerebro. Lácteos desnatados, carnes magras, pescados y huevos son buenas fuentes de B12. Los vegetarianos o veganos pueden recurrir a los cereales enriquecidos o bien tomar suplementos de vitamina B12.

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?

Tres cosas que pueden pasar si haces dieta por tu cuenta

Más de la mitad de los planes para adelgazar tras las vacaciones de verano se empiezan sin control médico.

Empezar una dieta por tu cuenta tiene consecuencias para tu salud.

Con el final del verano comienzan las prisas por perder los kilos que hemos acumulado durante las vacaciones. La falta de tiempo, la vuelta a la rutina a marchas forzadas y las obligaciones extra hacen que la mayoría de las dietas se empiecen sin consultar a un experto. Y esto puede afectar más de lo que crees a la salud. Según explica la Doctora Amaro, especialista en nutrición, la mayoría de las dietas que se inician sin control médico carecen de los aportes nutricionales recomendados por los profesionales, y esto puede afectar a tu cuerpo y a tu mente:

Lo que sucede si te pones a dieta sin consultar

  • 1. Más del 80% de las personas que no siguen supervisión médica sufren el efecto rebote con el paso de los meses.
  • 2. Las analíticas demuestran carencias vitamínicas, minerales, alteraciones en colesterol, transaminasas, glucemia o iones (lo cual puede ser peligroso para nuestra salud).
  • 3. El denominador común de las dietas a las que se recurre tras el periodo vacacional, además del as carencias alimenticias, la sobredosis de proteínas. Esto supone un error pues las dietas hiperproteicas dañan seriamente el organismo a medio y largo plazo.
Ponerse a dieta en una época determinada del año no es eficaz. Tal como explica la doctora Amaro, el cuerpo humano no sólo tiene que cuidarse para lucirse en un momento puntual sino que deben seguirse unas pautas alimenticias que ayuden a controlar el peso y a mantener saludable el organismo. La clave reside en encontrar el equilibrio entre las necesidades metabólicas individualizadas, la actividad física adecuada según el estado de salud y el ritmo de vida de la persona.

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?