Cómo acelerar la pérdida de peso ajustándola a tu metabolismo

La pérdida de peso saludable a través de la dieta y el ejercicio físico se ve condicionada por el metabolismo basal de cada persona.

Una báscula, con frutas y verduras dibujadas.

El metabolismo basal es la energía mínima que el cuerpo necesita para realizar las funciones vitales. Conocer su nivel es esencial para adaptar la alimentación y el deporte a las necesidades y objetivos personales. Así es más fácil ser consciente de las calorías que se deberían consumir y quemar según las demandas del propio organismo.

En plena operación bikini, las búsquedas más recurrentes en Google están relacionadas con palabras como “dieta”, “adelgazar” o “perder peso”. Por eso los expertos consideran más oportuno que nunca remarcar la importancia de conocer la tasa de metabolismo basal y adaptar a ella la dieta, ejercicios y hábitos de vida, en lugar de someter al organismo al estrés y al castigo nutricional que supone seguir cualquier dieta que no sea adecuada para tus necesidades específicas.

Reunimos con la ayuda de los nutricionistas y entrenadores personales de Zagros Sports las claves para preparar el cuerpo para el verano, pero de forma saludable:

1. No fuerces el metabolismo

Si el cuerpo necesita un aporte mínimo de calorías diarias para funcionar correctamente, la supresión de esta fuente de energía supondrá forzar el metabolismo y ralentizar de forma periódica la pérdida de peso. Conociendo la tasa de metabolismo basal será posible establecer cuántas calorías se deben consumir y cuántas son necesarias para mantener el peso ideal o reducir masa corporal. Seguir una dieta con menos calorías de las que el organismo necesita constituye a su vez un obstáculo para la práctica de actividad física ya que el cuerpo no tendrá la energía suficiente para afrontarlo y se verá forzado. No reduzcas la alimentación sin un estudio bio-físico previo y la recomendación de un dietista nutricionista.

Una vez se ha establecido una rutina para reducir peso, se pueden potenciar sus efectos aumentando el metabolismo basal. Cuanto mayor sea el valor del metabolismo basal, más calorías serán consumidas y se reducirá el volumen de grasa corporal más rápidamente. Un aumento de la masa muscular y, por tanto, del metabolismo basal, facilitará la pérdida de peso. Para alcanzar este objetivo es importante mantener una regularidad en las comidas, haciendo entre 3 y 5 comidas diarias y consumiendo al día no menos de 1.200 calorías para evitar la ralentización del metabolismo. Acelerar el metabolismo será sinónimo de perder grasa de forma natural y aumentar la masa muscular.

2. Reduce los azúcares antes que las grasas

La elección de alimentos light o bajos en grasas por encima de sus homónimos convencionales muchas veces desvía la vista de los elevados niveles de azúcares que contienen. En estos productos la reducción de grasas saturadas es compensada con mayores niveles de azúcar, los cuales dificultan la pérdida de peso, contrarrestando la actividad que podamos hacer en el gimnasio o el sacrificio de no comer otros alimentos. Según Beatriz Corral, nutricionista y dietista de Zagros Sports, “los azúcares refinados que contienen muchos de los alimentos que consumimos habitualmente no aportan ni vitaminas ni minerales, por lo que será más beneficioso sustituirlos por otros alimentos más sanos”. Por ello, revisar las etiquetas de información nutricional se debe convertir en un hábito en el supermercado, evitando discriminar los productos por sus empaquetados más o menos llamativos.

3. Entrenamientos de alta intensidad

El entrenamiento por intervalos de alta intensidad, también conocido como HIIT, es una de las actividades más eficaces para reducir grasa subcutánea y abdominal. Esta práctica consiste en combinar periodos cortos de ejercicio anaeróbico intenso con periodos suaves y cortos de recuperación. Según la intensidad y el tipo de ejercicio las sesiones pueden durar entre 4 y 30 minutos. En este escaso tiempo se consigue una efectividad mayor que con otros ejercicios, reduciendo así el tiempo que hay que dedicar al deporte, difícil de compaginar con la rutina diaria en ocasiones.

El entrenamiento de alta intensidad no solo aporta beneficios en el momento, sino que a posteriori mejora la sensibilidad a la insulina, reduciendo la posibilidad de acumular grasas. Además, el gasto energético no para al terminar el entrenamiento, sino que el cuerpo puede continuar quemando energía hasta 36 horas después de la sesión.

4. Alimentación acorde al deporte que practiques

Para que la operación bikini sea efectiva tiene que haber una buena sincronización entre dieta y ejercicio. Una dieta extrema o milagro, que suelen presentar carencia de nutrientes, no puede ir de la mano de la práctica de actividad física, ya que es necesario seguir unas pautas de alimentación concretas. Las frutas y verduras son los alimentos que aportan un mayor número de nutrientes y energía por lo que deben constituir la base de la alimentación. Según la intensidad del entrenamiento se requerirá más o menos energía. En el caso de los ejercicios de resistencia por ejemplo se necesita un mayor aporte de carbohidratos, mientras que el entrenamiento con pesas o máquinas de sala requiere menos hidratos de carbono y grasas. Sin olvidar lo esencial que es el agua para el correcto funcionamiento del organismo. Los expertos recomiendan ingerir entre 300 y 400ml de agua (1 o 2 vasos) antes de cada entrenamiento.

5. Entrenar tres veces a la semana

Un mínimo de tres sesiones de entrenamiento a la semana será suficiente para promover la quema de calorías, según explica Sergio Daza, director de salud de Zagros Sports Puerta de Europa, un mínimo de 3 sesiones de entrenamiento a la semana será suficiente para promover la quema de calorías. Como ejemplo de entrenamiento de alta intensidad o HIIT para principiantes, se pueden realizar 3 series de 10 minutos cada una de entrenamiento intenso en bicicleta estática a la máxima intensidad de cada uno, la cual dependerá de las características personales. Entre cada serie serán necesarios 2 minutos de descanso.

6. Cuida el descanso

Sumar a la rutina diaria un ejercicio intenso puede debilitar el organismo si no se cuida el descanso. Desde el punto de vista del ejercicio físico, el descanso permite normalizar funciones fisiológicas, como la presión arterial y el sistema cardiaco, y así aumentar el rendimiento, recuperar los posibles daños

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?

6 reglas para controlar el peso durante la menopausia

Cambiar un poco la dieta y hacer algo de ejercicio es fundamental para mantenerse en forma a partir de los 45 años.

Monica Bellucci, estupenda a sus más de 50 años.

La menopausia es una etapa complicada para muchas mujeres. Es un momento de cambios hormonales que pueden ir acompañados de un aumento de peso.

Durante la menopausia el cuerpo deja de producir estrógenos y esto suele ir acompañado de pequeñas alteraciones. El metabolismo se vuelve más lento, el cuerpo necesita menos cantidad de energía y los músculos pierden tono y firmeza. Esto se traduce en una mayor cantidad de grasa que además suele acumularse en zonas concretas como el abdomen, las cartucheras o los flancos.

Montserrat Quirós, propietaria del centro médico estético MQ Montserrat Quirós, nos explica que “las mejores armas para mantener el peso durante la menopausia son el deporte y la alimentación, pero más que dieta, debemos aprender una serie de reglas que nos ayudarán a optimizar nuestro cuerpo”. Aquí van las reglas que recomienda Montserrat Quirós.

6 reglas para evitar subir de peso durante la menopausia

  1. Repartir la ingesta de comida en cinco tomas (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena). Es una regla que se recomienda en cualquier dieta, pero que resulta difícil cumplir, sobre todo lo de tomar algo a media mañana y a media tarde. Pero intenta ir poco a poco acostumbrando a tu cuerpo. De esta manera mantendrás siempre activo el metabolismo y conseguirás maximizar la quema de calorías. Además, tu cuerpo tendrá sensación de saciedad, evitando así los picos de ansiedad.
  2. Hacer una carga inteligente de carbohidratos. Los hidratos de carbono son el combustible del cuerpo y, por tanto, esenciales. Pero deben consumirse (mediante actividad física) o de lo contrario se almacenarán en forma de grasa. Por este motivo, debemos ingerirlos durante el desayuno y el almuerzo y reducirlos el resto de del día. Tres recomendaciones: siempre buscar hidratos de carbono de origen natural, no tomar pan durante la comida y la cena y, si queremos optimizar resultados, eliminar los hidratos durante la cena.
  3. Aumentar la ingesta de proteínas. Las proteínas (tanto de origen animal como vegetal) y las verduras deben constituir la base de la dieta y, fundamentalmente, de los platos de la comida y la cena. Las verduras nos proveen de vitaminas, minerales y fibra, mientras que la proteína nos ayuda a mantener el tono muscular. Un batido de proteínas durante el desayuno, será un complemento perfecto y nos aportará vitalidad a lo largo del día.
  4. Tener a mano snack sanos. Controlar la alimentación genera estrés, especialmente en el tramo de la tarde a la noche. Para combatirlo es importante mantener la rotación de cinco comidas (de ahí la necesidad de almuerzo y la merienda) y siempre tener a mano algún snack sano como un puñado de frutos secos sin tostar, fruta o una barrita de proteínas.
  5. Conocer la métrica de las comidas. Es decir, cuánta cantidad de alimento podemos ingerir. Como regla general, tanto para la comida como la cena, debemos tomar como medida un plato llano y cubrir 1/3 con alimentos cuya base sea la proteína y 2/3 con verduras. Como postre, siempre fruta fresca y, como bebida, preferiblemente agua.
  6. Es necesario combinar estas cinco directrices de nutrición con ejercicio físico. Si nunca lo has hecho, basta con que empieces con una media hora dos o tres días por semana. Caminar a buen paso, yoga, pilates, gimnasia de mantenimiento… son actividades adecuadas para mujeres que estén en las puertas o ya en plena menopausia.

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?

6 consejos quemagrasas para mantenerte en forma este verano

Es complicado controlarse durante las vacaciones. Comidas fuera, cervezas con los amigos, helados… Demasiadas tentaciones que pueden tirar por la borda tus meses de esfuerzo. Pero con la ayuda de estos trucos lo conseguirás.

Hacer un día détox con zumos, frutas y verduras te ayudará a quemar calorías y mantener la línea este verano.

Qué difícil resulta quitarse los kilos de más y qué fácil los recuperamos. Probablemente te hayas pasado los últimos meses a plan, preparando a conciencia la operación bikini. Tus esfuerzos seguro que han dado recompensa y ahora estás en la playa o en la piscina luciendo tipo.

Pero el verano es una época de muchas tentaciones. Y aunque el calor puede hacerte comer un poco menos, las vacaciones se traducen en comidas fuera de casa, cervezas, cócteles, helados… Sin contar con que probablemente hayas dejado tus clases de zumba o tus entrenamientos.

Todo esto puede traducirse a la vuelta de tus vacaciones en kilos de más. Sí, en tres semanas puedes tirar por la borda todo el esfuerzo de tu operación bikini de los meses atrás. Por eso, en colaboración con los expertos de Drink6, queremos darte unos consejos quemagrasas que te ayudarán a mantener tu tipo este verano, a pesar de todas las tentaciones que hay por ahí…
  1. Desayuna Té Matcha. Si necesitas energía, tómate una taza de té matcha, que te pone las pilas, aumenta la calma y reduce el estrés. Y además de levantar tu ánimo, activar tu metabolismo e hidratar tu cuerpo, proporciona una gran cantidad de beneficios nutricionales: fortalece las defensas; aporta gran cantidad de nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes; reduce el colesterol y los triglicéridos y no altera los niveles de azúcar ni de insulina en la sangre. Destaca también por su capacidad para aumentar el metabolismo y, por tanto, la quema de calorías.
  2. Añade picante a tus comidas, como la pimienta cayena. Además de aportar un toque delicioso y cálido a tus recetas, diversos estudios han demostrado que el efecto de algunas especias picantes, como la pimienta de cayena, pueden ayudar al cuerpo a quemar grasas, al acelerar el metabolismo; y al ser saciantes, también contribuyen a reducir el apetito.
  3. Duerme las horas necesarias para descansar. Nuestro cuerpo necesita dormir. Además de recuperarnos para enfrentarnos con energía a la jornada, dormir entre siete y nueve horas cada noche nos ayuda a reducir peso. Tener un sueño de calidad ayuda también a controlar los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés, que incrementa el nivel de azúcar, suprime el sistema inmunológico y detiene el mecanismo de renovación y recuperación celular.
  4. Ejercita el corazón cada día. Cualquier ejercicio cardiovascular que realices a diario sirve para acelerar tu metabolismo y quemar grasas. Desde un simple paseo de media hora, andando a buen ritmo, hasta una sesión de HIIT. El entrenamiento en intervalos de alta intensidad es una de las formas más efectivas para quemar grasa, además de aumentar nuestro rendimiento, ya que mejora la capacidad del cuerpo para oxidar tanto la glucosa como la grasa. En cualquier caso, lo importante es que tu corazón bombee con energía al menos una vez al día.
  5. Haz un plan détox para resetear tu cuerpo. Te ayudará a deshincharte y mejorar el proceso de quema de grasas, además de eliminar las toxinas y limpiar el organismo. Sí requiere un poquito de esfuerzo por tu parte y fuerza de voluntad, pero tu cuerpo te lo agradecerá. Elige un día que estés tranquila, y que no tengas compromisos sociales para evitar las tentaciones. Frutas, verduras y zumos y batidos naturales son perfectos para hacer tu plan detox. Aquí tienes una selección de cremas y sopas détox que puedes incluir en tus comidas.
  6. Reduce la sal y bebe mucha agua. Lo recomendable es beber unos dos litros de agua al día. Así ayudarás a tu cuerpo a eliminar líquidos.  Y si quieres conseguir una mejor hidratación, bebe agua alcalina, que proporciona otros beneficios: evita la retención de líquidos, facilita la eliminación de toxinas y residuos ácidos y mejora nuestra salud intestinal. Además si sufres de retención de líquidos, te aconsejamos que reduzcas la ingesta de sal.

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?

10 propósitos de belleza para cumplir esta semana

Pequeños hábitos de hidratación, dieta, ejercicio o descanso, que te ayudarán a sentirte mejor

Diez propósitos 'beauty' para esta semana

Son diez consejos de belleza, más que conocidos por todas, pero que nunca viene mal recordar y, mejor todavía, si te enseñan algunos trucos para conseguir llevarlos a cabo. ¿Te unes al reto?

Ni un día sin limpiar bien tu cara

Mujer aplicándose una mascarilla facial
Mujer aplicándose una mascarilla facial

Elijas el método que elijas, limpia bien siempre tu cara mañana y noche. Por la noche, para eliminar restos de cosméticos y polución, por la mañana para limpiar la grasa acumulada mientras duermes. Elige bien los cosméticos y no olvides nunca finalizar hidratando bien. Son apenas dos minutos en cada monento, que te beneficiarán el resto de tu vida. Sé constante. Desmaquilla con cuidado las pestañas para evitar que se caigan más de lo normal, y los ojos, cuyo contorno tiene la piel más sensible del cuerpo. Dedica al menos diez minutos una vez por semana a exfoliar tu cara y aplicar una mascarilla nutritiva. Además de suponer un beneficio para tu aspecto te aportará una enorme sensación de bienestar.

No solo tienes piel en la cara: tu cuerpo también es protagonista

Mujer aplicando crema en sus piernas
Mujer aplicando crema en sus piernas

Cada vez que aplicas cremas en tu cuerpo no solo te beneficias de su acción sino del masaje que realizas para su absorción, que ayuda a tonificar la piel y estimula la microcirculación, previniendo la acumulación de nódulos de grasa y aparición de celulitis. Cuando salgas de la ducha dedícale 3 minutos a aplicar crema en tu cuerpo. Elige un buen cosmético -si te resulta difícil de aplicar, el truco es mezclarlo con una crema corporal ligera- y una crema hidratante. Comienza siempre desde los tobillos hacia la cintura, y desde las muñecas a los hombros. Presta especial atención a rodillas y codos: son las zonas que más cuidados requieren y más delatan la edad. Para las más perezosas, existen cosméticos de hidratación que puedes aplicar mientras te duchas. No olvides, una vez por semana, exfoliarte, De nada te sirve hidratar si lo haces sobre piel muerta. Elige un cosmético suave. Es mejor ser constante que utilizar, una vez cada 4 meses, un producto muy agresivo.

Dale un extra de cuidado a tu pelo

Mujer lavando su pelo
Mujer lavando su pelo

El pelo a raya: perfectamente depilada en todo momento

Piernas bonitas, depiladas e hidratadas
¿Por qué dejar la depilación más cuidada solo para el verano? No se trata solo de presumir de piernas, sino de sentirte bien. Te cuidas fundamentalmente para ti. Elige bien el método y forma de depilación que más se acomode a lo que te gusta y siéntete bien en todo momento. Además, te ayudará a liberarte de las células muertas de la piel.

Evita el roce de prendas ajustadas cuando te hayas depilado y trata de calmar tu piel con un cosmético adecuado que elimine los efectos posteriores. Incorpora este hábito en tu rutina y te ayudará, además, a obtener más beneficios con la hidratación diaria de tu piel.

Manos y pies perfectos

Manicura con esmalte en color rojo
Manicura con esmalte en color rojo

Los pies sufren mucho, por el calzado, tipo de trabajo, deporte… Cuídalos. Elimina durezas de los pies todos los días al ducharte (30 segundos) y, con un palito de naranjo, elimina la piel muerta que hay debajo de las uñas, tanto de manos como de pies. Evitarás que se te encarnen las uñas así como el crecimiento desmesuardo de la cutícula. Si practicas deporte o, por tu trabajo, tus pies están encerrados demasiado tiempo durante el día, no olvides utilizar unas gotas de aceite de árbol de té para evitar la proliferación de hongos. No olvides tampoco aplicar aceite hidratante en la cutícula.

Cuida tu sonrisa

Sonrisa sana
Sonrisa sana

Una sonrisa genera en los otros una percepción buena sobre ti aún sin conocerte. Pero no sentirte segura del aspecto de tus dientes, en muchas ocasiones sin darte cuenta, te cohíbe.

Al igual que con la limpieza de la piel de la cara, la constancia en la higiene es clave para conseguirla, además de algunos pequeños cuidados extra. Cepíllate bien los dientes después de cada comida, sea dentro o fuera de casa. No olvides tus encías y trata de buscar el cepillo que más se adecúe a lo que necesitas -por cierto, ¿hace cuánto tiempo que no lo cambias?-. Utiliza seda dental después de cada comida. No olvides nunca llevarla en tu bolso. Elige un buen elixir buco-dental para una limpieza compreta perfecta, vigila que no tenga ningún componente que amarillee tus dientes. Trata de reducir el consumo de café, té rojo o vino tinto y, cuando lo consumas, cepíllate los dientes inmediatamente depués de consumirlo. También elimina el consumo de tabaco.

No olvides hacer una revisión anual con tu dentista, con una limpieza y un blanqueamiento suave, como los que se realizan con bicarbonato para eliminar manchas de la dentina.

Alimentación sana

Zumo verde
Zumo verde

Este es uno de los puntos que requeriría más esfuerzo, lo sabemos. Pero que la belleza comienza por el interior es algo innegable. Trata de proponerte apenas unas pequeñas pautas para incorporar a partir de esta semana que te ayudarán a sentirte mejor y verte mejor.

Reduce el consumo de café -¿1 al día?- e incorpora el consumo de té verde, por ejemplo. Si lo edulcoras, que sea con miel. Trata de no suprimir ninguna comida y que éstas no sean muy copiosas. Cenaal menos 2 horas antes de acostarte. Proponte el reto, durante al menos una semana, de suprimir el consumo de snaks y comida pre-cocinada. Oblígate a comer, al menos 4 días cada semana, verdura y legumbres. Evita por las noches las cenas copiosas, y el picoteo antes de las comidas. Trata de comer, al menos 3 días, piña natural . Suprime el consumo de alcohol y bebidas gaseosas al menos de lunes a viernes y limita su consumo al fin de semana, y con moderación. Bebe agua, al menos dos litros por día. Trata de desayunar todos los días una pieza de fruta.

Parecen muchas cosas, pero es más sencillo de lo que piensas. Te ayudará a regular la grasa de tu piel y pelo, así como a sentirte mejor.

¡Muévete!

Mujer practicando deporte
Mujer practicando deporte

Moverte será el estímulo que necesitas para sentirte bien y afianzar el plan de cuidados personales que te proponemos. Si crees que no tienes tiempo, ¡estás equivocada! Con estos pequeños turcos te sentirás mejor y con más ganas de hacer más ejercicio!

Cuando te levantes, dedica 3 minutos de tu tiempo para estirarte correctamente. Es el mejor truco para sentirte bien nada más comenzar el día. Olvida el ascensor y trata de subir escaleras. ¡Tus glúteos te lo agradecerán! Mientas estás delante del ordenador, procura de tener el abdomen firme y tenso. Cuando camines, corrige tu postura: trata de unir de forma imaginaria tus homóplatos por la espalda, enderézala, tensa abdomen y glúteos. Al principio te parecerá una postura incómoda, pero tras unos minutos, verás cómo tu espalda descansa. Es el ejercicio que más tiempo puedes realizar durante el día y que más va a contribuir a tu bienestar y fortalecimiento de abdominales glúteos. Descansa tu vista cada media hora mirando a un lugar que esté lejos de ti. Pasea 20 minutos al día y, en el fin de semana, que sea al menos una hora.

¡Un ‘twist’ de color!

Labios rojos
Labios rojos

¡Pon un poco de color en tu cara! Si no sueles maquillarte más allá de corregir imprefecciones de la piel y dar un toque de bronce en tus mejillas, es el momento de apostar por el color.

Un pintalabios rojo es, sin duda, el más sofisticado y elegante gesto de maquillaje para cualquier momento. ¡Atrévete y apuesta por el rojo! Si no te atreves, maquilla tu cara de forma suave y discreta, remátalo con una máscara de pestañas marrón que te aporte volumen, y un labial rojo. Elige bien el color que mejor te sienta, así como el acabado. El mate aterciopelado puede ser aquél con el que mejor te veas en cualquier circunstancia. No olvides llevarlo contigo durante todo el día, e hidratar bien previamente tus labios. Defiende como una auténtica ‘it-girl’ tu declaración de coquetería y, ¡sonríe!

Regálate un plus de tiempo para tu bienestar

Marilyn Monroe en 'La tentación vive arriba'
Marilyn Monroe en ‘La tentación vive arriba’

El centro de tu vida eres tú. Cuanto mejore estés, menos harás ssentir a los que te rodean. Olvídate vivir con prisas en todo momento porque pensar en todo lo que tienes que hacer te bloquea y hacer perder más tiempo que hacerlo.

Saca unos minutos extra cada día en los momentos que dediques a tu cuidado personal, normalmente más bien venciendo a la pereza que restándoselos a tu trabajo y a los tuyos. Y trata de sacar al menos 30 minutos cada fin de semana para cuidarte de forma extraordinaria. Te verás mejor y te sentirás mejor. Te lo mereces.

ESTUDIA TERAPIA ESTÉTICA ALQUIMIA ABDOMINAL ®

Tus decisiones hacen la diferencia. Hoy tú eliges crecer y potenciar el crecimiento de otros. En tus manos está el camino de la vida.

Despertar tu propósito, sólo depende de ti.

¿Aceptas?